KRISTINA, día 182, la muerte de un periodista o el espejo que incomoda…

PlanetaK, domingo 8 de junio de 2008 /182

“En el día del periodista (07/06/08), Bernardo Neustadt murió este mediodía a los 83 años de un paro cardiorrespiratorio, en su domicilio de la localidad bonaerense de Martínez. Nacido en Rumania, un 9 de enero de 1925, quien se desempeñaba como columnista Ámbito Financiero será velado en su casa, mientras que sus restos serán inhumados mañana en el Cementerio Parque Memorial de Pilar” (Diario Perfil)

Neustadt no muriò en Martinez, muriò en el “destierro”, èsa patria tan familiar a la que muchos argentinos solemos enviar a otros tantos argentinos caìdos en desgracia. Para los “Progre” (a veces me incluyo, otras tantas, huyo despavorido…) se habìa convertido en un clàsico denostar a Berny y a la “Dècada Infame” del Menemismo, tan clàsico como elogiar la ùltima pelìcula de Woody Allen, siempre idèntica a las anteriores, o incluir en el selecto grupo de la “Vanguardia Esclarecida” al Matrimonio Conservador llegado del Sur.

Neustadt era el tìpico argentino al que no se le perdona el èxito, un oscuro inmigrante que se forjò a si mismo, inescrupuloso, brillante, talentoso, insufrible, còmplice, acomodaticio, influyente, entrador, hincha fanàtico de Racing (como Peròn, como NèstorK…), mediàtico, incòmodo…

Posiblemente sea una “cualidad” comùn al gènero humando en su totalidad, pèro a los argentinos, nutridos de todas las razas y todas las culturas, nos encanta ubicarnos en el centro del universo y describir a nuestras miserias como las màs profundas e inmisericordes, puès bièn, amamos el “noble” deporte del leñador: reducimos hasta la ùltima astilla indivisible, los trozos desperdigados de cualquier àrbol caìdo, Don Bernardo no fue la excepciòn, como antes con Peròn, Menem, y aunque, hoy, muchos lo nieguen, mañana tambièn con los Kirchner, seremos implacables. Nadie recordarà que por muchos años, el polìtico que no pasaba por el programa de Neustadt, simplemente, no existìa. Hoy ya nadie quiere recordar que, entre muchos, miramos para otro lado cuando los Milicos voltearon a Isabelita, o cuando Menem robaba a diestra y siniestra mientras la mayorìa se abarrotaba de electrodomèsticos innecesarios abusando del “deme 3″…

Lo que realmentye nos molesta de los Neustadt, lo que no podemos soportar, es que somos casi iguales, entonces, apelando al instinto de conservaciòn, evitamos la tan poco seductora idea de la inmolaciòn, y abrazamos con todo nuestro ser la pràctica para la que sì estamos adiestrados por generaciones: ROMPER EL ESPEJO.

Mañana será otro día en el impredecible PlanetaK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: